PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Viajar al caribe



Mal denominada en ocasiones como “Feria Internacional del Libro de La Habana”, ya que desde hace años se ha salido del radio de la capital cubana su realización, este encuentro es uno de los más atrayentes para los visitantes de América Central, al menos en lo que hace al espectro cultural, llevándose a cabo ininterrumpidamente desde 1992.

El mismo visita en la actualidad casi todas las provincias y municipios del país, y se le conoce, de forma abreviada, como “FIL Cuba”, desarrollándose entre los meses de febrero y marzo. Uno de los elementos más interesantes de este encuentro es que cada edición del mismo se dedica a uno o varios escritores cubanos y a un país diferente.

Se trata además de uno de los sucesos culturales que mayores multitudes arrastra en Cuba, por lo que es general que en la sede principal del mismo, en Cuba, las entradas se vendan de forma anticipada, pudiendo durar el mismo entre cuatro días o una semana, dependiendo siempre con el año de la edición que se manifieste.

En ese contexto de fiesta, se realizan también actividades que no tienen que ver con lo estrictamente literario, ya que hay espectáculos de todo tipo y conferencias. Incluso, la televisión cubana brinda una amplia cobertura y destina un noticiero especial para los días de la Feria. La única crítica posible es que el precio de los libros tal vez sea algo costoso, pero bien vale la pena por todo el ambiente.



Esta pequeñísima isla perteneciente a República Dominicana, y que cuenta con solamente 22 hectáreas, es decir, menos de un cuarto de kilómetro cuadrado, se encuentra al sureste de esta nación caribeña, siendo además calificada como uno de los pequeños tesoros naturales por la belleza que guarda.

La misma se encuentra a casi un kilómetro y medio de la parte continental del país, de su isla principal, “La Española”, y tres kilómetros y medio de la “Saona”, su hermana mayor. Al igual que ésta, justamente, forma parte del Parque Nacional del Este y se encuentran bajo protección especial del gobierno de ese país.

Aunque este territorio se encuentra prácticamente deshabitado, al poseer una buena cantidad de arrecifes de corales en sus cercanías, y ser poco profundos los mismos, es común que los barcos con turistas se acerquen a sus inmediaciones para intentar ver los mismos.

De hecho, se trata también de un espacio muy interesante para la práctica del buceo, ya que las costas se integran al mar de forma muy lenta, y permiten poder adentrarse bastante sin mayor esfuerzo, ni el requerimento de muchas condiciones o preparación.

Hay algunas escuelas academia de República Dominicana que incluso llevan a sus alumnos a practicar aquí.



Esta edificación de estilo histórico, ubicada en La Habana, capital de Cuba, se halla sobre la también emblemática Plaza de Armas de esta localidad, en su parte antigua.

Ha sido considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, al tiempo que el inicio de sus obras data de 1827, bajo los planos del coronel Antonio de la Torre y bajo la dirección del Regidor Francisco Rodríguez y Cabrera.

La propuesta para su construcción fue idea del Capitán General Francisco Dionisio Vives, quien escogió adrede en el mismo lugar donde se cree se fundó la Villa de San Cristóbal de La Habana en 1519. Se trata, dicen algunos, del primer recinto levantado en La Habana, dentro del estilo neoclásico, y una de las obras civiles que más ha influido en la arquitectura cubana.

Destaca a simple vista porque posee la forma de los típicos templos dóricos griegos, además claro, de representar la fuerza de los mismos. En su interior puede visitarse un busto de Cristobal Colón, descubridor de la isla, además de otro en honor a  Don Hernando de Soto, quien fuera primer gobernador de la villa.

Todos los años, cada día 16 de noviembre, aniversario de la fecha en la que fuera fundada La Habana, este sitio es testigo de lujo de una impresionante peregrinación de miles de residentes locales, que dan tres vueltas al árbol simbólico de la localidad, la ceiba, echando una moneda a sus raíces, formulando deseos con esperanzas de que estos se cumplan.



Esta isla se halla enclavada dentro del denominado “Lago Enriquillo”, al suroeste del país del mismo, entre las provincias Independencia y la de Pedernales. Tiene una extensión de 24 kilómetros cuadrados, con una altitud de 40 metros bajo el nivel del mar, aunque posee algunas zonas más elevadas.

La isla presenta un paisaje bellísimo y realmente exuberante, con parajes como por ejemplo la Sierra de Neiba, o la de Bahoruco, las que sobrepasan los dos mil metros sobre el nivel del mar; o sus generosas playas, en las que curiosamente no se ven vestigios de arrecifes, mientras que sus suelos están formados por arcillas calcáreas impermeables.

La fauna y la flora del lugar también son muy atractivas, representada la primera especialmente por la gran cantidad de especies de aves y reptiles que habitan la región. Sobresale entre ellas el cocodrilo americano. En lo referente a la flora, toda la vegetación de la isla está protegida por leyes de Medio Ambiente.

El clima de este territorio suele ser muy generoso con los turistas, aunque vale aclarar que tiene grandes variaciones durante todo el año. Por caso, en verano las temperaturas suelen oscilar todos los días los 40ºC, mientras que en invierno se han registrado algunas de 5ºC. Mientras tanto, las precipitaciones son abundantes casi todo el año.



Esta mansión de estilo neoclásico, ubicada en la capital de Cuba, La Habana, se encuentra situada frente al antiguo Campo de Marte, que hoy en día es más conocido como Parque de La Fraternidad Americana. La misma fue construida en 1840 por el arquitecto e ingeniero dominicano Manuel José Carrera.

Ya a distancia, la mansión destaca por su fachada principal, porque abarca una cuadra completa, sobre la calle Amistad, y entre las denominadas Reina y Estrella. Cabe destacarse que, realmente, se trata de dos casas, la del dueño del lugar, el vasco Don Domingo de Aldama y Arrechaga; y la otra perteneciente a su hija Rosa de Aldama y Alfonso, esposa de Domingo del Monte.

El portal, que hoy en día es uno de los sitios más visitados de Cuba, tiene dos plantas de altura, y posee una columna alquitrabada, que sustituyó en su momento a las típicas arcadas arabescas y lo sitúan en el estilo dórico monumental. Aunque podría definírsela como de estilo neoclásico, también posee algunos elementos del barroco y el renacimiento.

Una vez producido el triunfo de la Revolución, el edificio fue asignado en 1965 a la Academia de Ciencias local, y tres años más tarde se instaló allí el Instituto de Etnología y Folklore, que demolió la tercera planta y le devolvió su aspecto original. Finalmente, en 1987, se convierte en el Instituto de historia de Cuba, hasta la actualidad.



Ubicado en la zona sur de Gran Canaria, a unos 400 metros de la playa, en una de las zonas residenciales más preciosas de Puerto Rico, sobre el mismo centro turístico del distrito de Mogán, este hotel ofrece a sus huéspedes una amplia gama de comodidades, siendo especialmente recomendado para los viajes de negocios.

Por caso, cuenta con una central de Internet en su planta baja, pudiendo ser utilizada la misma como sala de conferencias para empresarios. También posee un mini mercado interno abierto todo el día, masajes terapéuticos, piscina climatizada, juegos infantiles, área de actividades para niños y el famoso Tropical Palm Garden.

Su apartado gastronómico también es muy ventajoso, ya que posee un restaurante gourmet y también un Caribe Bar. Presenta 101 habitaciones, casi todas de 55 metros cuadrados, con terraza privada, vista al mar y cocina equipada. Esto sin dejar de mencionar el aire acondicionado, o la televisión vía satélite.

Hay también algunas prestaciones comunes, como el servicio de caja fuerte, la conexión a Internet a través de sistema Wi-Fi en todo el edificio y el ambiente climatizado. En los apartamentos de lujo, además, se incluye el servicio de desayuno, además del extra que suponen la mucama y el servicio de limpieza.



Este hotel, cuyos todos sus ambientes están climatizados, cuenta con 300 habitaciones, 15 de ellas en suite, y se ubica a apenas cinco minutos a pie del centro de la capital jamaiquina, Kingston.

De hecho, se le considera ideal para viajes de negocios, ya que en sus cercanías se hallan oficinas internacionales, embajadas, lugares de interés histórico y cultural, restaurantes y boutiques.

Cabe destacarse que, entre las numerosísimas cualidades de este recinto cuatro estrellas, podemos mencionar su casino, cafetería, bar, tres restaurantes y conexión inalámbrica a Internet.

También posee un centro de negocios con amplias salas de conferencias y tecnología moderna, al tiempo que el personal del hotel habla varios idiomas y le ayudará encantado a organizar sus eventos.

En lo que respecta a las habitaciones, estas se destacan por contar con no uno, sino dos teléfonos de línea, cama doble o extra grande y televisión vía satélite. Para los más exigentes, hay habitaciones de “categoría superior”, aunque sólo podrás acceder a ellas si eres miembro del Knutsford Club. Las mismas ofrecen registro separado, aperitivos por la tarde y otras ventajas.

Los amantes de los deportes serán otros de los que se sientan realmente agradecidos de estar en este sitio, ya que pueden ejercitarse con una piscina olímpica, dos pistas de tenis con iluminación y un moderno gimnasio, además de practicar golf en El Caymanas Golf & Country Club o en el Kingston Polo Club.



Acapulco es un rincon de ensueño perteneciente al caribe mexicano, el sitio con el que el turista sueña, con preciosas playas y rincones paradisiacos, ademas de una amplia oferta hotelera y de restaurantes para todos los gustos.

Uno de los sitios que se pueden conocer en un viaje de vacaciones a Acapulco es el Puerto  Marques, que se encuentra a unos 15 kilometros hacia el sureste del puerto de Acapulco, ubicado en la bahia de mismo nombre se puede llegar viajando por carretera, observando las fabulosas vistas del entorno, hasta tomar una desviacion hasta el puerto.

En el Puerto  Marques el turista se maravillara encontrando las playas mas increibles de todo Acapulco, encantadoras y de postal, con arena fina y blanca, aguas cristalinas y un ambiente tranquilo y relajado ideal para escapar de la rutina diaria en todos los aspectos, rodeado de los paisajes tropicales mas increibles.

El Puerto  Marques es uno de los rincones mas elegidos de todo Acapulco Guerrero, ya que es la playa mas perfecta de todo el territorio, ideal para practicar todo tipo de deportes acuaticos, primordialmente el surf y el buceo, con puestos de comidas cerca y terrazas para disfrutar de la noche en la playa.



El antiguo Palacio de los Capitanes de Cuba, que en la actualidad funciona como museo, se encuentra ubicado en la parte vieja de La Habana, ocupando toda una manzana de su centro. Esta obra está considerada además como la de mayor importancia arquitectónica de todo el desarrollo barroco en el país.

Cabe destacarse que el edificio en cuestión fue edificado en el mismo sitio donde se encontraba la antigua Catedral de La Habana, desde el año 1776. De hecho, fue el espacio de establecimiento de  65 Capitanes Generales enviados por España para gobernar a Cuba así como el recinto del Administrador de Estados Unidos durante la intervención de 1898 a 1902; siendo fundamental en la historia de la isla.

Entre las numerosas estatuas que pueden encontrarse en su interior, destaca una de Cristobal Colón, colocada allí en 1862, y también las numerosas obras hechas en Mármol de carrara por parte del escultor Cucchiari. Además, el recinto fue utilizado como sede del cabildo y cárcel, así como para enclavar en el entresuelo varias oficinas del gobierno.

Con la Revolución Cubana de 1959, la sede del ayuntamiento cambia de lugar, y este sitio pasa a ser denominado, desde 1967, como Museo de la Ciudad, llevándose al mismo numerosas colecciones artísticas de marcado valor cultural e histórico.

Por caso, la historia nacional de Cuba, está reflejada en las diferentes salas de exposiciones.



Para llegar al destino turistico de Acapulco en el caribe mexicano, el turista puede optar por hacerlo por aire, llegando a su moderno aeropuerto internacional, central aerea que cuenta con toda la infrasetructura necesaria para atender a las necesidades de los viajeros que llegan a este destino.

Desde Mexico DF el viajero puede tomar un vuelo corto hasta el aeropuerto internacional Juan N. Álvarez de Acapulco, en un trayecto que no dura mas de 35 minutos en total. La terminal de aviones de Acapulco se encuentra a unos 26 kilometros del centro de la ciudad, pudiendo viajar en auto por la carretera Escenica en un viaje de unos 30 minutos mas.
 
Tomar la autopista Mexico-Acapulco es otra de las opciones que se le presentan al turista, un viaje en coche que puede resultar bastante economico. Al llegar a Cuernavaca se toma el cuarto entronque con rumbo a Civac Cuautla, luego se sigue hasta Yautepec y a la izquierda hasta el señalamiento Jojutla Tlaltizapan.

Viajar en autobus tambien es posibles, tomando la linea Pullman de Morelos hasta Jojutla, desde ahi se utiliza un transporte colectivo en la parada de la terminal en dias de semana. Los sabados y domingo la misma empresa Pullman hace un recorrido directo hasta Acapulco.

Acapulco es una de las localidades mas bellas de todo Mexico, vale la pena conocerlo y disfrutar de sus cualidades unicas caribeñas.

Viajar al Caribe en tu email

Introduce tu email:

User login

Navigation

Viajar al Caribe es tu blog de viajes al Caribe, escapadas, resorts, paquetes turísticos, restaurantes, hoteles, y turismo por el Caribe en general

Subscribete por rss

Enlaces recomendados